Barcelona, 14 de marzo del 2021.- La industria de los drones comienza a ser vista como un auténtico sector económico con sus fabricantes, los profesionales que los pilotan, los clientes, las necesidades de mercado que dan cobertura, la oferta y la demanda para la determinación de los precios, la regulación legal, los impuestos, etc. Al menos es lo que ha asegurado la Directora de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea en el periódico El País:

¿Cómo son las tres categorías operacionales, de menor a mayor complejidad y riesgo, que introduce la normativa europea?

La primera, la categoría abierta, pretende que, cumpliendo con las restricciones y las disposiciones técnicas, se pueda operar sin mediación de la autoridad. En la siguiente categoría, la específica, el riesgo es mayor y será necesaria una declaración operacional, ya sea estándar o expedida por la AESA. La tercera categoría, la certificada, presenta el mayor riesgo y se caracteriza por un régimen análogo al de la aviación tradicional. Entendemos que el número de vuelos de aeronaves no tripuladas se incrementará notablemente a partir de 2021 en comparación con años anteriores, aunque este aumento no se producirá de forma repentina ni masiva. No será difícil que se produzcan cientos de vuelos de drones en núcleos urbanos en este mismo año.

El Gobierno prepara un proyecto de real decreto que amplíe lo establecido por el reglamento europeo. ¿Se podrán operar drones de bajo riesgo en ciudades sin necesidad de autorización?

La categoría abierta lo permite en algunas circunstancias, pero siempre manteniendo unas distancias de seguridad estipuladas y cumpliendo requisitos específicos. Además, en categoría específica, si no se realiza en una zona terrestre controlada, requerirá autorización de la AESA. Independientemente de esos requisitos, los drones solo se pueden volar en las zonas habilitadas para ello y nunca en las áreas de influencia de los aeropuertos, a no ser que se esté coordinado con el proveedor de servicios o vuelen desde infraestructuras dedicadas a ello. Por eso, antes de volar un dron, es necesario conocer dónde se puede volar. La aplicación de drones de Enaire es muy útil.

¿Empezaremos a ver reparto de paquetería con drones este año?

Si bien el reparto de paquetería está permitido desde el 31 de diciembre de 2020, la realización de estas operaciones requerirá necesariamente del cumplimiento de unos requisitos muy exigentes. Nuestra visión es que empezarán a verse iniciativas en condiciones muy acotadas, tales como proyectos experimentales u operaciones de reparto de emergencia, en los próximos meses, pero el transporte masivo de bienes de consumo tendrá un horizonte temporal de, al menos, dos o tres años.

¿Cuándo volarán los aerotaxis en rutas regulares?

Las primeras propuestas regulatorias en relación a la categoría certificada se prevén en 2023, pero no será probablemente hasta 2025 cuando se pueda contar con un marco normativo suficiente para el diseño, fabricación, mantenimiento y operación de taxis aéreos sin un piloto a bordo.

¿Cómo es el nuevo esquema formativo de los pilotos de drones?

El esquema sigue el mismo enfoque proporcional y centrado en el riesgo de la operación que el resto de elementos de la nueva normativa comunitaria. A modo de ejemplo, para las operaciones de menor riesgo en la categoría abierta será necesario únicamente superar un curso de formación y un examen de conocimientos teóricos online, mientras que, para operaciones de mayor riesgo, como aquellas al amparo de un escenario estándar en la categoría específica, el piloto deberá realizar un examen de conocimientos teóricos adicional y completar satisfactoriamente un curso de formación y una evaluación de aptitudes prácticas.

¿Traerán los drones mayor contaminación acústica?

La propia normativa europea establece ya unos niveles de ruido máximos para determinadas clases de drones y proporciona un horizonte temporal de tres años para adaptarse al nivel final deseado. La idea es que el ruido que puedan producir las aeronaves no tripuladas no sea mayor o más molesto que cualquier otro que pueda existir actualmente en las ciudades. En este sentido, juega un papel crucial la capacidad de los Estados de recoger las sensibilidades de la sociedad en materia de ruido para establecer de forma clara las zonas en las que se pueden volar.

¿Llega España a la nueva normativa con el sector maduro?

En los últimos cinco años España solo ha regulado de manera específica las operaciones de drones profesionales. Como consecuencia, el número de estos operadores ha crecido de manera significativa, si bien es cierto que no se ha multiplicado. Lo que sí ha ocurrido es que se ha ganado una valiosa experiencia operativa. Si tuviera que resumir mis impresiones en ese sentido, diría que hasta ahora el sector ha ido creciendo y aprendiendo gradualmente, y será a partir de 2021 cuando veremos un sector con una actividad diaria, real y práctica.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .